jueves, 27 de enero de 2011

EL LIBRO DEL CEMENTERIO

Acabo de leer un libro que me ha entusiasmado por completo y que no podré dejar de recomendar una y otra vez.

Además, dicho sea de paso, es el primer libro que he leído en inglés que me emociona hasta la médula. Esto no quiere decir que otros libros en inglés no sean emocionantes, obviamente, sino que mi nivel de inglés va mejorando (y esto, todo hay que decirlo, me alegra sobremanera porque a una le cuesta mucho esta hermosa lengua). Pero dejemos de hablar de mí, y centrémonos en lo que nos interesa:



The Graveyard Book
de Neil Gaiman.
En mi edición además con ilustraciones de Dave McKean.
Bloomsbury. London 2008.

Es la historia de Nobody Owens, Bob para los amigos, criado entre muertos y seres a medio camino entre los dos mundos.

Un cementerio es un lugar tranquilo, hermoso, donde puedes encontrar rincones silenciosos, deleitarte con el olor de las flores y vivir trepidantes aventuras, así que ¿por qué no llamarlo casa?

Es el hogar de Bob, donde aprende a vislumbrar quién es y el punto de partida para la vida.

Nacimos para morir, pero tenemos miedo a la muerte. Procuramos no hablar mucho de ella y sin embargo, la muerte hace brillante y valiosa la vida. Lo que pasa entre nuestro nacimiento y la tumba está lleno de posibilidades, cosa que también olvidamos.

El libro es en ocasiones siniestro, poblado de seres horrendos, pero también es tierno y tremendamente vitalista.

Os copio un diálogo que me ha encantado. Para poneros en situación os digo que Bob ha entrado en contacto con algunos vivos, que son peores que los muertos, y este es el diálogo que tiene con su guardian y cuidador, Silas.

Silas said, "Out there, the man who killed your family is, I believe, still looking for you, still intends to kill you"

Bob shrugged. "So?" he said. "It's only death. I mean, all of my best friends are dead".

"Yes". Silas hesitated. "They are. And they are for the most part, done with the world. You are not. You're alive, Bob. That means you have infinite potential. You can do anything, make anything, dream anything. If you change the world, the world will change. Potencial. Once you're dead, it's gone. Over. You've made what you've made, dreamed your dream, written your name. You may be buried here, you may even walk. But that potential is finished."

pag. 179

En traducción pedestre sería algo así como:

Silas dijo: "Fuera de aquí, el hombre que mató a tu familia está, creo, aún buscándote, todavía quiere matarte"

Bob se encogió de hombros: "¿Y?" dijo. "Es solo muerte. Quiero decir, todos mis mejores amigos están muertos."

"Sí". Silas dudó. "Lo están. Y la mayoría de ellos han terminado con el mundo. Tú no, Bob. Tú estás vivo, Bob. Eso significa que tienes un potencial infinito. Puedes hacer cualquier cosa, llevar a cabo cualquier cosa, soñar cualquier cosa. Si tú cambias el mundo, el mundo cambiará. Potencial. Cuando uno está muerto, se pierde. Se acabó. Tú habrás hecho lo que hayas hecho, soñado tu sueño, escrito tu nombre. Podrás se enterrado aquí, podrás incluso pasear por aquí. Pero aquel potencial se acabó".

El libro está editado en España con el título de El libro del cementerio.

2 comentarios:

floreal dijo...

Pues si que tiene buena pinta. Cuando lees en inglés y entiendes... entonces si que te sientes bien.
Recuerdo mi lectura de "The Thirty nine steps", en BUP (casi nada), que sufrimiento...Inglés y lectura, lo primero una de mis asignaturas pendientes lo segundo también porque no se puede leer todo, no se debe.
Saludos:
Cristina

Helena y José Manuel dijo...

Hola Cristina!

Pues sí, el inglés también fue me asignatura pendiente en los años de BUP; tampoco tuve unos profesores en el cole que me incentivaran demasiado... Y recuerdo como una pesadilla tener que leerme aquellos libros adaptados.

Sin embargo, me encanta la literatura inglesa, así que estoy de lo más contenta con lo de empezar a hacer pinitos de lectura en esta lengua.

Si lees a Neil Gayman seguro que lo disfrutas. Ya me dirás.

Saludos,
Helena